Reseña Histórica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La actividad azucarera en Nicaragua, data de la introducción de la caña de azúcar a suelos nicaragüenses en 1526, llevada a cabo por el gobernador de ese entonces Don Pedrarias Dávila.

Inició rústicamente en las estancias o haciendas a finales del siglo XVI, con unidades productivas orientadas hacia el consumo doméstico, destacándose dentro de ellas los trapiches que abastecían el precario comercio local.

A finales del siglo XVIII, Nicaragua exportó pequeñas cantidades de azúcar cruda en bruto, como resultado de la generalización de la siembra y cultivo de la caña a nivel nacional.

Los primeros treinta años del siglo XX pueden catalogarse como de consolidación de la industria azucarera, logrando a partir de 1909 exportar aproximadamente 36,000 quintales al Área Centroamericana y Europa.

Para 1920 Nicaragua estaba exportando 170,000 quintales al mercado mundial.

El primer ingenio fundado en Nicaragua fue el San Antonio, en el año 1892. En el año 1948 entró a la actividad azucarera el Ingenio Monte Rosa; posteriormente, en 1940 inició operaciones el Ingenio Benjamín Zeledón y en 1969 el Ingenio Montelimar.